Promoción Cultural Internet Versión 4.2
Derechos reservados © 2005 ITESO
Sobre Promoción Cultural Agenda de actividades Actividades presentadas en semestres anteriores Comentarios hacia Promoción Cultural torio de ligas a otros sitios de cultura
Promoción Cultural - ITESO
Conferencias sobre ciencia, cultura y sociedad

 

Exposiciones de Arte, ciencia, cultura
Viajes culturales
Talleres permanentes
Cursos ofrecidos en este semestre
Espacios de expresión: pintura, barro, acuarela, etc
Actividades sugeridas por los alumnos
Música, conciertos, recitales
Danza, teatro, presentaciones
Ciclos de cine
Recomendaciones de obras, libros y medios audiovisuales
Extensa colección de imágenes, deja tus comentarios
Producciòn cultural de temas académicos

Casa ITESO-Clavigero

Vidas Migrantes México - Estados Unidos
1933-1943

Exposición fotográfica

La exposición “Vidas Migrantes México - Estados Unidos 1933-1943” del CIESAS occidente se armó a partir de las fotografías de la Farm Security Administration que forman parte de la colección de la Mexican Migration Project y que es el resultado del proyecto de investigación iconográfica del Dr. Jorge Durand Arp-Nisen, Premio Jalisco 2004, de la Universidad de Guadalajara.

Las 16 fotografías que conforman esta exposición muestran el panorama de la migración de mexicanos a Estados Unidos a principios del siglo XX, a través de las cámaras de los fotógrafos John Collier, Dorothea Lange, Rusell Lee y Arthur Rothstein que generaron invaluables materiales gráficos acerca de los trabajadores mexicanos en esos años de la Depresión en Estados Unidos. En los recorridos por los estados de California, Illinois, Nuevo Mexico, Texas, estos cuatro fotógrafos documentaron la presencia y las condiciones de vida de los migrantes mexicanos y de su situación en las fábricas y las fundidoras, en el campo y las empacadoras, en las calles y los mercados, así como también en la vida doméstica, costumbres y fiestas.

LA MIRADA NORTEAMERICANA A LOS TRABAJADORES MEXICANOS

Las fotografías de la Farm Security Administration (FSA)
1935-1943

La deportación de trabajadores mexicanos de comienzos de la década de 1930 coincidió con cambios profundos en el régimen de tenencia y usufructo de la tierra en el sur y medio oeste de Estados Unidos. La vida de rancho, donde abundaban los medieros y pequeños propietarios; las estancias de ganado con grandes pastizales, tuvieron que dejar lugar a la producción agrícola de gran escala, a las grandes compañías que anunciaban la llegada del capitalismo a la agricultura. Campesinos, granjeros pobres, medieros y rentistas norteamericanos fueron expulsados de sus tierras y comenzó, también para ellos, la emigración hacia el oeste en busca de alternativas de vida y trabajo.

Dorothea Lange
Rumbo al Norte. Vagón con braceros que se dirigen a trabajar en California.

En los campos de California y Texas había puestos vacantes. Se requería de brazos que reemplazaran a los mexicanos recién deportados, aunque en condiciones laborales similares a las de ellos. Pero hubo diferencias. Muy pronto, reportajes, noticias y novelas inolvidables como Las uvas de la ira de John Steinbeck empezaron a dar cuenta de las pésimas condiciones en que transcurría la vida de los inmigrantes norteamericanos en el oeste y la nación empezó a preocuparse. Ahora eran jornaleros blancos los que tenían que soportar a mayordomos y contratistas, los que trabajaban de sol a sol, los que vivían encerrados en campamentos custodiados por guardias privados.

Dorothea Lange
Stockton, California, 1942.
“De las democracias será la victoria”. México envió braceros a Estados Unidos como parte del esfuerzo bélico de los Aliados.

La situación era tan alarmante que obligó a varias instituciones oficiales a buscar la manera de conocer la situación laboral del país para poder paliar los infinitos problemas que surgían en la geografía norteamericana. Una de ella fue la Farm Security Administration (FSA). Esa institución federal tenía a su cargo programas como la puesta en marcha de campamentos agrícolas modelo y la creación de oficinas de contratación que proporcionaran ayuda directa a los migrantes. Pero para poder recabar fondos y convencer a los políticos de la necesidad de legislar respecto a la condición de la gente del campo, era imprescindible dar cuenta de la situación en los campamentos, dar a conocer lo que sucedía en los centros de trabajo.

Russell Lee, 1939
Trabajadores esperando que les proporcionen víveres.

De eso se encargó Roy Stryker, director de la Sección histórica de la Farm Security Administration (FSA) que entre 1935 y 1943 echó a andar un ambicioso proyecto de documentación fotográfica sobre el mundo laboral en Estados Unidos en el que participaron diez fotógrafos, varios de los cuales se convirtieron en los mejores de su tiempo, quizá de todos los tiempos. Su recorrido visual por el mundo del trabajo norteamericano, recogido en más de setenta mil fotografías, se encuentra resguardado en la fototeca de la Biblioteca del Congreso en Washington, D.C. y las fotografías de Dorothea Lange se encuentran en The Oakland Museum en Oakland, California. Todas constituyen sin lugar a dudas el recuento gráfico más importante de la época y del país. Representan además un gran cambio, un verdadero hito en la manera de concebir y hacer fotografía documental en el mundo: es el paso de la imagen como testimonio a la imagen como instrumento de reforma social.

Russell Lee
San Antonio, Texas, Marzo de 1939.
Trabajadores de la nuez, en un momento de descanso.

Nadie recibió la encomienda de documentar a los trabajadores mexicanos. Pero cuatro de ellos -John Collier, Dorothea Lange, Rusell Lee y Arthur Rothstein- generaron invaluables materiales gráficos acerca de los trabajadores mexicanos en esos duros años de la Depresión en Estados Unidos. En sus recorridos por California, Illinois, Nuevo Mexico, Texas, ellos dieron cuenta de la presencia y las condiciones de vida y trabajo de los migrantes mexicanos en las fábricas y las fundidoras, en el campo y las empacadoras, en las calles y los mercados, en el trabajo y la vida domésticas, en sus viviendas, con sus costumbres, sus fiestas.

Russell Lee
San Antonio, Texas, Marzo de 1939.
Trabajadoras de origen mexicano en espera de ser contratadas.

Dorothea Lange tenía una historia personal que la relacionaba con México. Ella vivía en California y estaba casada con Paul S. Taylor, el economista rural norteamericano que había vivido en nuestro país, en especial en la región de los Altos de Jalisco en 1931. Con su estudio de Arandas, Paul S. Taylor se convirtió no sólo en el pionero sino también en uno de los especialistas más destacados, desde luego más originales, en el campo de los estudios migratorios entre México y Estados Unidos. Y fue precisamente a su esposa, Dorothea Lange, a quien le tocó documentar el mundo laboral en la franja oeste del país, allí donde, en la segunda mitad de la década de 1930, trabajaban al unísono blancos pobres, negros y los mexicanos que no habían sido expulsados. Entre las fotografías de la FSA destaca por su amplitud, calidad y calidez el trabajo realizado por Dorothea Lange. Ella viajaba sin más agenda que su simpatía por los desafortunados, estacionaba su viejo Ford y esperaba, con la cámara y la mirada abierta, dice Willard Van Dyke.

A la FSA le preocupaban especialmente tres problemas: la vivienda, el transporte y el ambiente laboral. De ahí que Dorothea Lange haya realizado innumerables fotos de la vida cotidiana en los campamentos, de la manera en que se llevaban a cabo diferentes actividades agrícolas, de los migrantes en ruta hasta su siguiente lugar de destino. A ella parecen haberle fascinado esos viejísimos coches y camionetas convertidos en casas rodantes, donde se desplazaba la familia migrante con todas sus pertenencias y animales.

Resettlement Admón.
California, 1933.
Huelga de trabajadores agrícolas mexicanos en plena época de recesión.

A la tarea encomendada, Dorothea Lange añadió su propia mirada: ella buscaba a los trabajadores en los campos de cultivo donde fotografió las manos y pies de los braceros tan llenos de surcos como los lugares donde trabajaban. Pero también los esperaba a la hora del descanso y el reencuentro familiar. Así, fotografió de manera insistente a las familias de los migrantes, en especial los rostros de las mujeres, ancianos y niños; se preocupó por documentar el trabajo infantil y la situación de los ancianos.

De los fotógrafos de la FSA fue la única que documentó los momentos de crisis, cuando el desempleo hacía crecer las colas de trabajadores a la espera de ser contratados; cuando se dejaban sentir los conflictos sociales y los contrastes raciales; cuando la tensión se convertía en huelgas.

Texto del libro La vida en el norte, de Jorge Durand y Patricia Arias.
Universidad de Guadalajara-El Colegio de San Luis (En prensa).

 

Organizan CIESAS occidente y Promoción Cultural

Teléfonos: (33)3669.3421, (33)3669.3434 exts. 3101 y 3340 correo electrónico: pcultural@iteso.mx, web: http://cultura.iteso.mx Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) Tlaquepaque, Jalisco, MEXICO


 

Datos

 

Lugar:
Planta alta de la biblioteca Jorge Villalobos Padilla, SJ

Fecha:
del 23 de febrero
al 8 de abril de 2005

Costo:
Entrada libre

Exposiciones anteriores

 

Vidas Migrantes México - Estados Unidos 1933-1943

La cerámica de Sayula

Memoria fotográfica InterUIAs Cultural

Catálogo de exposiciones (C3) anteriores